La gestión del efectivo es un problema creciente para las entidades financieras. Los medios y métodos necesarios para su distribución y mantenimiento han de adaptarse continuamente a las necesidades de los clientes para garantizar un buen servicio. NESS es capaz de ajustarse a los requisitos de las distintas entidades bancarias, y al patrón de consumo de sus clientes, para asegurar el efectivo necesario en cada punto de ingreso y retirada (sucursales, cajeros, centro de distribución del dinero…) ahorrando costes innecesarios por falta de una planificación adecuada.

¿Qué es la gestión de efectivo NESS?

NESS (Necesidades de Efectivo en Sucursales bancarias) es la solución del IIC para optimizar la logística bancaria dedicada a la gestión del dinero en efectivo disponible en las entidades financieras. NESS minimiza los costes asociados a la gestión del efectivo derivados, entre otros, de su manipulado, inmovilización, o transporte en blindados. Asimismo, NESS garantiza suficiente disponibilidad de efectivo en los diversos cash points (ventanillas, cajeros…) para satisfacer adecuadamente la demanda de los clientes.

NESS funciona como un sistema de analítica prescriptiva, generando a diario planificaciones sobre los niveles de efectivo que deben mantenerse cada día en cada cash point, y sobre el transporte de efectivo para la entrega y recogida en cada sucursal del efectivo necesario. Estas planificaciones se realizan teniendo en cuenta todos los costes y restricciones del sistema de gestión de efectivo (límites de encaje, márgenes de seguridad, capacidades físicas del cash point, sectorizaciones…). Como resultado, las planificaciones ofrecidas por NESS reducen los costes del sistema al mínimo mientras mantienen un adecuado servicio al cliente.

¿Cómo funciona NESS?

La tecnología de datos en la que se basa NESS es la clave de su éxito. Para cada cash point NESS realiza un análisis estadístico avanzado de su histórico de demandas de efectivo, teniendo en cuenta festividades, puentes, época del año, ciclos semanales y mensuales… para predecir, entre otros, qué demanda se puede esperar del cash point durante las próximas semanas.

Este análisis individualizado para cada cash point permite recoger y tratar diferentes dinámicas, como las de sucursales situadas en una zona comercial determinada o las de los cajeros de un campus universitario. NESS también es capaz de medir el grado de variabilidad de sus propias estimaciones, generando así información detallada sobre en qué cash points o días de operación existe mayor volatilidad en las demandas de los clientes.

NESS explota esta información predictiva empleando técnicas de optimización bajo incertidumbre para generar una política de planificación. Este proceso incluye las posibles restricciones existentes en el sistema de la entidad bancaria, así como los costes de sus distintos componentes, lo que da como resultado una planificación realista y de bajo coste que garantiza el servicio al cliente.

Beneficios

Algunas ventajas que ofrece NESS:

Ahorro de costes

Ahorro de costes en todas las componentes del sistema de gestión de efectivos de la entidad (inmovilización del efectivo, organización de blindados, manipulado…).

Políticas del banco

Cumplimiento de políticas del banco, asegurando su seguimiento en todas las sucursales (márgenes de seguridad, encajes impuestos a las sucursales, etc.).

Servicio al cliente

Servicio al cliente garantizado (nivel de efectivo, aceptación de ingresos, retiradas de caja…).

Decisiones automatizadas

Toma de decisiones automatizada, ahorrando tiempo a los técnicos de planificación (replanificaciones diarias frente a imprevistos, cálculo optimizado de las cantidades que hay que transportar…).

Niveles de riesgo aceptables

Niveles de riesgo aceptables definidos por la propia entidad bancaria.

Garantías de efectividad de NESS en la gestión eficiente de efectivo

El uso de técnicas avanzadas de predicción de la demanda y optimización de costes bajo incertidumbre dota a NESS de garantías estadísticas sólidas sobre su efectividad. Este hecho, unido a la visión global del sistema de efectivos que adopta NESS, ofrece mejoras significativas sobre la gestión clásica descentralizada, donde cada sucursal toma sus propias decisiones sobre la gestión del efectivo con el que opera en base a su propia experiencia.

Además, NESS puede configurarse para asegurar unos niveles óptimos de servicio al cliente, ajustando los parámetros que regulan el posible ahorro y el riesgo de rotura del stock en un cash point. De esta forma, es la entidad bancaria la que puede definir qué niveles de riesgo considera aceptables. NESS se adapta a esos niveles para conseguir el mínimo coste posible sin superar ese umbral de riesgo acordado.

¿Por qué invertir en gestionar el efectivo con NESS?

NESS convence por sus características:

  • Capacidad para proporcionar un ROI claro, porque reduce los costes de un sistema de gestión inherente a las entidades bancarias.
  • Alto grado de adaptabilidad a las particularidades de la entidad financiera, porque se ajusta a sus políticas, restricciones, costes, y a las características de sus cash points.
  • Capacidad para generar planificaciones diarias, porque permite mantener un adecuado servicio al cliente.

Soluciones implementadas hasta ahora

NESS se ha desarrollado en el IIC en base a tecnología propia, y en colaboración con una de las entidades financieras más importantes de España, con presencia internacional en Europa y América. Gracias a esto, NESS está adaptado a la realidad actual de la gestión de los efectivos, con un potencial de ahorro de en torno a un 14% del coste en las experiencias realizadas hasta la fecha, al tiempo que asegura niveles muy bajos de descubiertos en cash points.

NESS proporciona un ROI claro, porque reduce los costes de un sistema de gestión inherente
a las entidades bancarias.

Contacta con nosotros


 

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad*.

 No deseo recibir comunicaciones comerciales.